Cuentos a medianoche

.

Una de las afortunadas consecuencias de publicar un libro, son las entrevistas. Y  aunque te dan pánico los micros  -porque siempre te queda la sensación de haber dicho muchas tonterías y haber olvidado lo de verdad importante-, a todas dices que sí.

Así que ayer me fui a cumplir una visita a la periodista Yolanda Pintor, que dirige y presenta  La Buhardilla de Radio 5 (RNE). Con mucho cariño, me invitó a dejar el bolso, los formalismos, las frases hechas, etc., en el perchero. Me sentó a su lado…

Y cuando me quise dar cuenta, me había enredado en el programa de radio más bonito y emocionante de mi vida… ¡Muchas gracias!… Y mil más…

.

la-buhardilla-radio-5Cuentos a medianoche en La Buhardilla radio 5 (RNE)

México se escribe con X

.

Leyendo el programa de la primera edición del festival «México se escribe con X», me pregunto: ¿con X de excluyo a las mujeres?

Durante dieciocho días, y más de treinta actividades culturales programadas por el Instituto de México en España −con el apoyo de un buen número de entidades colaboradoras−, según reza el cartel, la presencia de mujeres creadoras se limita a dos expertas en arte textil, una editora del FCE y  la exhibición de una película dirigida por Alejandra Sánchez. Y, por supuesto, la Excma. Sra. Embajadora, cuya presencia es fundamental para celebrar el acto cívico y posterior ceremonia del Grito de Independencia.

El resto del programa lo conforman artistas y escritores, todos ellos de notable prestigio…

Así que poco hablaré de otra exclusión: la de los y las que no somos tan notables, pero que también reivindicamos la X en España y en el resto del mundo.

En mi interesada opinión, pero no por ello, menos justa, creo que habría sido una buena oportunidad  habernos dedicado alguna de las jornadas programadas a los que, en nuestras diferentes disciplinas culturales: artes plásticas, fotografía, música, literatura, gastronomía, etc., nos vamos haciendo un hueco con nuestras obras en este país, difundiendo con orgullo nuestro origen mexicano. Les puedo asegurar, bien lo sabemos los que nos dedicamos a esto, que es tarea harto compleja la de construir un diálogo entre nuestras dos orillas. De verdad,  el apoyo no nos habría venido mal.

También se echa de menos en el programa un repaso a nuestra historia, más allá del mariachi o Frida Khalo. Habría sido muy interesante una conferencia, debate o mesa redonda acerca de, por ejemplo, la propia  Xleitmotiv de este festival-, un claro ejemplo de nuestra andadura en común con España.

¿Qué tal haber invitado al historiador español Don Manuel Ortuño Martínez,condecorado con la Orden Mexicana del Águila Azteca en grado Venera, otorgada por el Gobierno Mexicano, como reconocimiento a su incansable labor de investigación y difusión de nuestra historia?  Enamorado de México, el entusiasta investigador ha escrito varios libros sobre aquella época, incluyendo las Memorias de Fray Servando Teresa de Mier, un gran defensor del uso de la X.  Aunque también podría habernos hablado sobre la vida de un prócer de nuestra independencia,  el navarro  Francisco Xavier Mina, del cual ha escrito tres libros, uno de ellos llevado al cine. Libros que, por cierto, entregó personalmente (hará un par de meses) a la señora Embajadora. Doy fé, pues yo también estaba ahí y también le entregué los míos.

En fin, sin ánimo de ser una aguafiestas, sirva lo escrito para provocar una reflexión a considerar en futuros eventos. Porque en la X cabemos todas, todos, ellas y ellos…

.

.

Puente de plata

.

Cuando Julito pidió a Laura ser su novio, lejos estaba de imaginar que el entusiasta «sí» de ella, incluía el «sí» de sus cuatro inseparables amigas. (Además de ser el principio de una de sus peores pesadillas.)

Julito se enamoró de Laura nada más verla. Cual tópico, enseguida supo que ella era la mujer de su vida. Y decidió conquistarla. Lo consiguió con relativa facilidad. Ella también se había enamorado de él.

Así pues, el inicio de su relación fue como todos los inicios: mágico. Cada momento, cada palabra, cada beso encajaba con el siguiente a la perfección. Y bla… bla… bla… ¿Qué les puedo decir, que no se haya escrito mejor, sobre la fascinación que nos provoca un nuevo amor?

Unos meses después, llegó la cena de fin de año.. (seguir leyendo…)

.

M30

.

La puerta mejor cerrada es la que puede dejarse abierta.
(Proverbio chino)

.

A ver, señorita, se lo vuelvo a repetir…

No soy señorita, soy la Doctora Lozano… Y no, no me lo vuelva a repetir.

¡Qué no estoy loco, joder!… Lo del accidente en el túnel es verdad, créame…

¿Sí? Entonces, según usted, ¿desde el mismo infierno llegó directamente aquí?

Que sí, joder, que sí… Corrí a través de un pasillo muy largo y oscuro que terminaba en unas escaleras. Las subí… y he aparecido justo por esa puerta…

Ya… ¿Cómo por arte de magia?…

¡Menos burlas, doctorcita, menos burlas!

Bueno, vamos a ver. Lo primero es que se relaje, está usted muy excitado… Suponiendo que lo que dice es verdad, ¿no le parece lo más absurdo que haya contado nunca?

Pues… pues sí, es absurdo, pero es verdad…

Mmm… Y los otros, los que salieron corriendo igual que usted, ¿dónde están?.. (seguir leyendo…)

.

40°15’8″N 58°26’22″E

.

Distinguir al nieto de Batman entre la muchedumbre resultaba harto complicado.

Abrirse paso entre aquel hatajo de humanos, móvil en mano, siguiendo las coordenadas designadas por una mente aún más perversa que la del célebre Pingüino, era misión más que imposible.

¡Ay, si su abuelo lo viera! Ahí lo tienen, entregado a la caza de quimeras binarias. Directo al matadero, capturando pokemones…
.

Pozo del Infierno (Darvaza)

Pozo del Infierno,  Darvaza (Turkmenistán)  40°15’8″N 58°26’22″E