Noche de Champions

«…Odio la plancha. El cubo y la fregona. Las sábanas limpias. Preparar el desayuno. Sacar la basura. Pensar en la comida. Sonreír al frutero. El café de la esquina. La camisa de mi jefe. No aguanto el tráfico. La lejía me marea. Igual que el insoportable aroma de la gente. Me irritan las voces de mis compañeras. Detesto el fútbol. Mi suegra es una foca. Los niños me molestan. Qué vieja me estoy haciendo…»

Terminó de mojarse la cara. Se miró al espejo. Lanzó un profundo suspiro. Se sonrió a sí misma. Le sentaban tan bien esos desahogos.

Pasó por la cocina, sacó dos cervezas bien frías y preparó un par de bocadillos. Dejó las viandas en la mesita del salón, justo a los pies de Juan, su marido, que ni se inmutó. Ella no se lo tenía en cuenta.

El pobre estaba muy ocupado en discutir las órdenes del entrenador de su equipo, mientras trataba de no perder de vista al árbitro. No era para menos: la mismísima Champions estaba en juego.

Abrió la lavadora…

 

 

Derecho canónico

Pues nada, que llega mi marido y me dispara a bocajarro que se va. Dice que lo nuestro se agotó. Así,  en plan telenovela.  Me senté por no caer. Le pregunté si se encontraba bien. Me dijo que sí, que no, que bueno. ¿Y, entonces, cuál es la razón?, me atreví a preguntar.

― No es una razón, son muchas acumuladas en el tiempo. Pero voy a ser directo: me he enamorado de otra mujer que me hace muy feliz. Es guapa, joven, atenta, trabajadora, muy cariñosa, alegre…

― ¡Para! No hace falta que me digas más ―le interrumpí. Si así son las cosas, querido, marca tú el destino, que yo te sigo.

¿Acaso no es el sagrado sacramento el que obliga a estar unidos para siempre, en lo bueno y en lo malo?… ¡Ni loca me pierdo yo de una chica tan perfecta!…

 

(Imagen: sueñito rem)

Sección de anuncios

  Chica busca empleo

Hola, me gustaría encontrar un empleo de buen cobrar, de entre 30 y 40 horas, que esté dispuesto a mantener una relación estable. Lo ideal sería que se cuidase de las crisis, los eres y las quiebras. Que le gusten los contratos fijos y que tenga claras sus intenciones.

Por favor, abstenerse los que busquen sustituciones o relaciones discontinuas. Busco compromiso a largo plazo con fines serios.

Honesta y de confianza, ofrezco plena disposición de tiempo;  educación en grado alto y buen trato con la gente.

También se acepta matrimonio.

º

º