Trueque

.

Como llegó tarde, le tocó el último puesto. No le importó: era feliz.

Delicadamente, fue exhibiendo lo que llevaba en la mochila.

Cayó la tarde oscura. En silencio, fue recogiendo las preguntas intactas.

Ninguna respuesta se acercó a interesarse por ellas. Nada nuevo, lo sabía.

De vuelta a casa, decidió que, la próxima vez, llegaría la primera.

Exigiría un buen lugar y un mejor trato.

Y, en lugar de preguntas, ofertaría sueños a cambio de amor. (Del bueno.)

.

Llévelos... llévelos...
Llévelos… llévelos…
Anuncios

Cuentos chinos

.

Estimad@s todas y todos:

Les informo que, para el día 25 de febrero, durante veinticuatros horas, en amazom.com, Kindle Flash ha seleccionado a mis Cuentos chinos para su campaña, a nivel mundial, de descargas a «un precio de escándalo», en palabras de mi editor…

Así que ya lo saben: en México, España,  Italia, Alemania, Estados Unidos, Japón… etc… etc… El próximo lunes 25, lo podrán descargar por menos de la mitad de la mitad de la mitad…

¡Vamos, qué me lo quitan de la tablet…!

.

Excélsior
México…
Cuento chino
Nochevieja

 

22 de febrero

.

Hoy tengo tres cosas que recordar.

La primera, siguiendo la propuesta de Alberto Granados, es sobre D. Antonio Machado. Setenta y cuatro años ya desde que marchó.

En segundo lugar, y desde las entrañas, es recordarte a ti,  Carlos. Cariño, hoy tendríamos que estar aquí, juntos, celebrando tus sesenta años. No se me ocurre mejor regalo que éstos versos de D. Antonio.

La tercera, extraña coincidencia, es que hoy, también, es el cumpleaños de mi madre, gran admiradora de Machado y de Carlos.

Para ella, para la hermosa Margarita, que sigue aquí, tan viva y tan cercana. Siempre abrazando mis   malos momentos…

Los ojos

I

Cuando murió su amada

pensó en hacerse viejo

en la mansión cerrada,

solo, con su memoria y el espejo

donde ella se miraba un claro día.

Como el oro en el arca del avaro,

pensó que guardaría

todo un ayer en el espejo claro.

Ya el tiempo para él no correría.

II

Más pasado el primer aniversario,

¿Cómo eran – preguntó -, pardos o negros,

sus ojos? ¿glaucos?…¿grises?

¿Cómo eran ¡Santo Dios! que no recuerdo?

III

Salió a la calle un día

de primavera, y paseó en silencio

su doble luto, el corazón cerrado…

De una ventana en el sombrío hueco

vio unos ojos brillar. Bajó los suyos,

y siguió su camino…¡Cómo esos!

.

mamá...
Mi hermosa madre…
Carlos...
Carlos, mi compañero de batallas…

After day

.

Poco a poco la neurona buena va recuperándose.

Una noche larga, con casi tres horas para la entrega de los premios  Goya en un lugar de difícil acceso, lo que nos hizo llegar bastante tarde. Nos perdimos la alfombra roja, a pesar de llevar dos GPS…

(Al parecer, eso le pasó hasta al mismísimo ministro, al que, por cierto, solo se le vio un par de veces en pantalla.)

Lo mejor de la gala: Eva Hache y sus dulces dardos envenenados.

El incidente: el lío, como no podía ser de otra forma, de los sobres, el A y el B.

Con un par: Candela Peña, «En estos tres años ha nacido un hijo de mis entrañas y no sé qué educación pública le espera.»

Lo merecido: Maribel Verdú, guapísima. El premio se lo dedicó a «aquellos que han perdido sus casas o su trabajo por culpa de un sistema injusto, quebrado y obsoleto que permite robar a los pobres para dárselo a los ricos.»

Lo emocionante: cuando José Antonio Bayona entregó su Goya a la verdadera protagonista de Lo Imposible, María Benett, personaje protagonizado por Naomi Watts. El director terminó con rotura fibrilar en una pierna por el salto que pegó.

De pie, el aplauso: a Concha Velasco, por supuesto.

La chapa: Nada tiene sentido, de la película de Chiqui Carabante, regalo de Pelayo Gutiérrez.

Un feliz reencuentro: con Manolo Zarzo.

Mi agradecimiento: a Antonio Bloch. Él lo sabe, pero se lo reitero…

El guateque: en el Casino de Madrid. Todas y todos muy guapos.

La bebida: Moët & Chandon…

(Y nos dieron las tres y las cuatro y las cinco y…)

.

Momento Concha Velasco...
Momento Concha Velasco…
Momento Bayona...
Momento Bayona…
Momento Verdú...
Momento Verdú…
Momento Bardem...
Momento Bardem…
Llegando a la fiesta...
Llegando a la fiesta…
¡Salud...!
¡Salud…!
¿Has visto a...?
¿Has visto a…?
Desde el balcón...
Desde el balcón…
Cine... cine... cine...
Cine… cine… cine…
Moemnto de...
Momento de…

(Han de disculpar la calidad de las fotos, pero resultaba harto complicado hacerlas con las burbujas en la mano…)

.(disculpaM