Garganta profunda*

(*Con este cuento inician los Relatos del Estío en el  Blog del Verano del periódico Cuarto Poder)

 

− Hola, mi nombre es Rosario, vivo sola y ronco como una posesa.

Se lo dije así, de corridito. El hombre me miró incrédulo. Pasmado, sin decir nada, esbozó una sonrisa y se quedó al pie de la mesa, sin acertar a retirar la mano con la que me invitaba a bailar. De haberse tratado de una película, aquella hubiese resultado una de las más patéticas −y célebres− escenas de la cinematografía mundial.

− No, no se ría usted. ¿Qué lo de roncar es cosa de hombres? ¡Mentira! Un mito tan falso como el de asegurar que es la mujer la seducida. Los ronquidos, en mi caso, son una maldición. La peor. Verá, le cuento…  (Seguir leyendo)

 

 

Anuncios

Un comentario en “Garganta profunda*

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s