De amores y machos

Sé que estás agradecida por no tener que estar siempre «estupendísima y divina de la muerte» delante de mí. Me gustas igual en pijama, despeinada y ojerosa, que vestida con tu linda falda azul.

Incluso, podría jurar que adoro tus ronquidos. Y que me hace muy feliz lo libre que te sientes para desnudar conmigo tus emociones. Me da igual que grites, blasfemes o te pongas a bailar como una feliz desquiciada. Desde hace mucho tiempo dejó de preocuparme  la hora de tu regreso a casa. Tengo la certeza de que siempre volverás por mí.

Me crezco al notar tu orgullo cuando salimos juntos por la ciudad. Percibo tu miedo si, al acercarse algún desconocido, saco pecho. Y, aunque parezcas enfadada, y hasta te puedas llegar a ofuscar, sé que te sientes la persona más segura del mundo cuando estoy a tu lado.

Disfruto mucho cuando les cuentas a los demás las cosas que hacemos juntos. De lo guapo que estoy, y de lo feliz que andas desde que vivimos juntos.

¿Sabes cuándo te empecé a querer? Sucedió a los pocos días de conocernos.

Fue en aquella merienda  veraniega en el campo. Lucías hermosa. Estabas tan radiante y siempre pendiente de mí. Recuerdo que fui unos de los temas principales de conversación. Me estaba molestando mucho que opinaran sin ningún tipo de pudor. ¡Como si yo no estuviera presente en aquel corro! Tus amigos, algunos parecían seriamente  preocupados, iban exponiendo sus pros y contras de nuestra incipiente relación. Una decía que te ibas a atar «de por vida» con un compromiso así. Otro pensaba que estabas conmigo por no estar sola. Lola profetizó que te ibas a quedar como tu tía María, la que nunca se casó. Alguno más aseguró que podrías encontrar algo mejor. ―Es que no me da confianza, te susurró la prima Inés.

Tú me defendías con ahínco, hasta que, harta ya de tanta tontería, diste por zanjado el tema con un: «Lo sé. Es un macho, pero no me importa. Lo adoro.» Fue entonces, y no antes, cuando yo disipé todos mis miedos y te empecé a querer de verdad.

Me gusta verte dormir. Tranquila, confiada de que estoy velando tus sueños. Cuando sales de viaje, te añoro tanto que hasta me llega a doler. Y es que no hay nada que se pueda comparar a nuestras caricias. A tus manos paseando por mi cuerpo. Tu presencia es lo que más deseo a cada momento.

Y me siento morir cuando estás desolada y te da por hablar conmigo durante horas, y noches eternas. Y yo, que te quiero a rabiar, apenas si soy capaz de ir lamiendo tu tristeza…

Pero, ¡mujer! Tienes que entender que yo soy un perro que, como mucho, te puedo ladrar. Te lo suplico, por el bien de nuestra relación, sal a la calle y búscate un novio de tu misma especie, con el que puedas jugar a amar…

¡Ah! Y, de ser posible, que tenga una perrita tan hermosa como tú…

Mezcalito, mi macho…

Anuncios

14 comentarios en “De amores y machos

  1. Me hizo recordar a mi bien amado y macho pero muy libertino. Se le ocurrió abandonarme, al parecer le entro la soledad y fue a buscar compañera…un cocker inglés totalmente moreno pero muy elegante, vestido siempre con una corbata blanca…

  2. Vaya perro más zalamero tienes. Pues parece que como encuentres a un novio él mismo te va a buscar a alguien. Si es que lo tiene todo, se preocupa por tu vida amorosa. Es un buen amigo jajaja A ver si se va a poner celoso

    1. Juanky… 🙂

      Niushka… Gracias!

      Mayte, me encanta lo de la corbata blanca… 🙂

      Yed, excelente corrección. ¡Guapa!

      Gabriela… “y algunas veces regresan por las noches”… Esos son los peludos que más me gustan… 🙂

      Ciencia… Ojalá y lo consiguiera… El novio, claro… jejeje

  3. Helenacomite

    nunca he tenido perro, mezcalito es cariñoso y atento, te guía en tus cuitas intelectuales y encima ha posado para la foto.
    un post divertido:)

    Ps.-…por cierto..los novios/las parejas/los taxis libres no están en la calle (jaja)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s