Realidad

Se llamaba Realidad y se la encontró justo al doblar la calle. Le bastó una mirada para quedar prendado. La rondó el tiempo necesario para decidirse. Convencido, le juró amor eterno, sabiéndose seguro entre sus brazos. Ella aceptó. En su nueva vida, parecían muy felices y bien avenidos.

Fue una noche, al llegar la primavera, cuando notó un inmenso desasosiego. Palpó y sintió a su amada Realidad al otro lado de la cama. No pudo dormir, ya no digamos soñar, el resto de las noches.

Durante la primera semana no se preocupó. La situación era nocturna y nadie parecía darse cuenta de lo que le pasaba. Pero, claro, trabajar sin dormir se aguanta una jornada, a lo sumo, tres. No pasó ni un mes cuando recibió la carta de despido.

Al verse obligado a estar en casa todo el día, la desazón comenzó a prolongarse de la noche al día. Dejó de comer, de reír, y hasta de hablar. Su piel se tornó gris y sus uñas, largas y sucias, igual que su pelo, le dotaron de un aspecto demoniaco. Le daba por andar, una y mil veces, la misma calle donde se sintió a salvo por primera vez. Luego, al anochecer, desandaba sus pasos y se trepaba al árbol del jardín. Igual que un centinela, esperaba la luz del alba.

Ni a su madre, ni al resto del pueblo, les extraño que su amada Realidad le abandonara. Es más, aplaudieron su huida.

Es lo mínimo que se merecía tan mal agradecido, que no dudó en traicionar a su amada con la peor de las infamias. ¡Mira que volverse a liar con el pendón de la Locura!

 

En esta ocasión, propongo al «Club de las canciones» el tema «Mujer (Se va la vida, compañera)» interpretado por la cantante mexicana Amparo Ochoa. Lo hago por dos razones. La primera, la letra habla de la realidad de una mujer cualquiera en cualquier país. Poco han cambiado las cosas… La segunda razón: se acerca el día de la mujer, 8 de marzo…


 

 

Anuncios

4 comentarios en “Realidad

  1. Ana

    Me has tenido en ascuas hasta el final, jajaja, es tan díficil serle fiel a Doña Realidad, yo cuando me pierdo me agarro muy fuerte a mi pequeña que me mantiene cuerda.
    Y con la canción no he podido evitar pensar en mi madre, a la que admiro porque jamás se ha rendido a su realidad lo que a mi me da ahora fuerzas cuando, a veces, me apetece tirar la toalla.

    Madre, hija y nieta que bellas realidades!

  2. Rauxa

    Lo primero que he pensado tras escuchar tu tema ha sido: por qué me quejo yo algunas veces??? Y es que mujeres como la de tu canción merecen un homenaje, son el pilar que sostiene su família, su casa.
    Todos acabamos teniendo una existencia muy rutinaria, pero aún así los que podemos trabajar fuera de casa, especialmente las mujeres, podemos sentirnos más libres, más realizadas y mucho más felices. Las tareas del hogar compartidas son más llevaderas, pero por desgracia, compartir es cosa de dos, y hoy día todavía quedan demasiadas esclavas de su familia que ven como se “les va la vida”.
    Triste relato el que nos dejas hoy. Es descorazonador que alguien no sea capaz de convivir con su realidad y ésta le abandone, dejándolo en brazos de la locura.
    Bexos

  3. Impresionante y dura canción la que hoy nos dejas.
    Cuánto nos queda por hacer para que hombres y mujeres estén en total igualdad.
    Seguiremos luchando por conseguirlo.
    Besazos guapa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s