Superman

º

Te levantas temprano. Escuchas la radio mientras vas al trabajo. En menos de cinco kilómetros, sientes como se va apoderando de ti un ataque de ansiedad. El mundo está a punto de sucumbir a los perversos ataques kriptoníticos de Moody´s Zod, que gusta de exhibir  su poderío frente a Merkado Luthor. Su único objetivo es conseguir los favores de su prima Ursa Risk.

Y, por si fuera poco, Papa Ratz está a punto de hacer su entrada triunfal para distraer al pueblo. No, si al final va a resultar que los mayas tenían razón.

El locutor advierte que las milicias indignadas están tratando de recuperar la plaza central, sitiada por las tropas locales. No podrás llegar a tu oficina. Decides tomar un respiro. Aparcas el coche. Empujas la primera puerta que te topas con la idea de tomarte un café con leche  y volver a casa. Te has equivocado de lugar. No puedes evitar lanzar un grito desesperado: si el mismísimo Superman está implorando ayuda en ese lugar…  ¡Habrá que darse por jodid@s!

º

(La foto me llegó por correo. Me gustaría saber quién es el autor de tan oportuna imagen)

º

(Sobre Dios) «Desde el principio de los tiempos, los sacerdotes, que siempre se han creído Sus sirvientes designados y asalariados, se han reunido con toda su fuerza numérica y han rogado al unísono que lloviera, sin conseguirlo ni una sola vez a no ser que estuviera programado según las leyes eternas de la naturaleza. Cuando lo consiguieron se podían haber ahorrado el esfuerzo de orar por ellos, si hubieran tenido un servicio meteorológico  competente, pues el servicio meteorológico les podría haber anunciado que de todos modos llovería antes de veinticuatro horas, así oraran o se ahorraran su sagrado aliento.»

Mark Twain, Reflexiones sobre la religión (Trama editorial)

º

Anuncios

4 comentarios en “Superman

  1. qué güeno, me he reído una jartá, y eso que cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

    Don´t worry, al final vendrá la rusa y nos salvará a todos, Irina, la de los ojos verdes, fulminará a Ratz con su mirada, a Ursa, a Moody´s y al capitán Teaparty.

    Por si acaso, habrá que empezar a tomar medidas (para los féretros), y a los mayas muy en serio.

    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s