Sexo

“No es tu boca  -tu boca
que es igual que tu sexo-,
ni la reunión exacta de tus pechos,
ni tu espalda dulcísima y suave,
ni tu ombligo en que bebo…”
(No es nada de tu cuerpo, Jaime Sabines)

 º

A mí me gusta la palabra «Sexo».

Sexus en latín y que, en su origen, según Plinio, se utilizaba para referirse al sexo femenino e incluso, llamar a la mujer.

Me gusta como palabra porque contiene una «X» que, gráficamente, es una conjunción: el cruce de dos líneas que producen un infinito fonema. Porque comienza con una afirmación: «Se». Porque, aunque le amputes la última letra, no se queda coja.

Empezó a gustarme cuando descubrí que no se podía poner encima de la mesa de la casa de mi abuela paterna. Una palabra prohibida era lo que yo necesitaba para reivindicar mi adolescencia.

Tampoco se podía sacar a pasear con el chico que te gustaba, a riesgo de que te elevara a la condición de «chica mala». (Lo que tampoco estaba mal, según descubrí al paso del tiempo.)

Me gusta porque es una palabra que incomoda a los correctos. Una palabra roja. Una palabra indecorosa. Una palabra apátrida. Contestataria. Rebelde. Atea.

Sexo es una palabra sin sexo. No es masculina ni femenina: es de todos. No tiene edad ni raza ni condición social. No depende del «Señor Mercado», tan en boca de todos, últimamente.

La palabra sexo es víctima de si misma. Habita en la cabeza de todos a modo de una pobre cenicienta del léxico. Pocos poetas se han atrevido a utilizarla tal cual. Prefieren las metáforas, como si sus cuatro letras desnudas mancillaran los versos.

Aunque no es separatista, se le  utiliza para separar al hombre y la mujer. Por ejemplo, en los papeles a rellenar. También suele separar a quién haya cometido el pecado de buscarla más allá de las fronteras establecidas en los continentes de dos.

En general, se la encuentra parapetada en el área de servicio de la cabeza de los seres pensantes. Aunque nos gustaría utilizarla más que pensarla, muchas veces la negamos, cual viles Judas.

Otras tantas, juramos por ella en vano. A veces nos traiciona. La mayoría, la traicionamos a ella.

No obstante, es la primera en acudir al llamado de una mirada, de una caricia, de un beso, de una primavera, de una revolución, de una mano solitaria, de un corazón enamorado, de un recuerdo, de las ganas de sentir.

Sí, hoy día del español, reivindico la palabra sexo. Me gusta.

º

Anuncios

9 comentarios en “Sexo

  1. Sexo, puta, teta, pecho, son las palabras que buscábamos en el diccionario Espasa en la biblioteca, y curiosamente, cuando lees su significado, pierden todo su sentido y su magia, porque como muy bien dices, el sexo no reside en los diccionarios, sino en la mente. A mi también me gusta la palabra sexo, sobre todo cuando recuerdo el famoso monólogo de Hamlet: sex o no sex, ésta es la cuestión.

      1. Inspecteurgadget

        Mira, yo si lo juras por tu osito bimbo… 😉

        Por cierto, hace unos añitos leí “Sex in History”, un libro -creo- ya descatalogado y sin traducción al español, de Gordon Rattray Taylor. Según creo recordar, la palabra “sexo”, con toda su corte de colocaciones (“acto sexual”, “instinto sexual”, etecé), se popularizó en la Inglaterra victoriana, paradigma de la represión sexual. Lo cual viene a indicar que el sexo, esa cosa tan primaria, siempre ha estado y estará ahí por más ninguneos oficiales que sufra.

        Dicho esto, ¿no crees que hemos pasado, de manera vertiginosa, del “si te masturbas, se te cae la picha” a una anegación pública bestial? A mí el significante, que no el significado, me agota. Demasiado “sexo” por todas partes; total, para follar lo mismo.

  2. Fran

    Vale pues yo quiero hacer un alegato a fin de que la RAE deje de empeñarse en que “coño” viene de cunnus… cuando debería venir de cognos… hala!!
    Feliz fin de semana…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s