Babel (El club de las canciones)

º

Este mes, para variar, el querido Antón nos pone otra prueba. En esta ocasión pretende confundirnos con el tema. Llevo varios días dándole vueltas a este post para terminar aún más confusa. Así que, me remito a las definiciones: Babel o Balái, es una palabra derivada del hebreo,  aunque su etimología bien podría acercarse más a bab-ilu «lugar de confusión».

Según la RAE, confundir es:

(Del lat. confundĕre).

1. tr. Mezclar, fundir cosas diversas, de manera que no puedan reconocerse o distinguirse. La oscuridad confunde los contornos de las cosas. U. m. c. prnl. Su voz se confundía en el griterío.

2. tr. Perturbar, desordenar las cosas o los ánimos. Su estrategia confundió a los jugadores. U. t. c. prnl.

3. tr. equivocar. Los daltónicos confunden el rojo y el verde. U. t. c. prnl. Me confundí de calle y me perdí.

4. tr. Convencer o concluir a alguien en la disputa.

5. tr. Humillar, abatir, avergonzar. U. t. c. prnl.

6. tr. Turbar a alguien de manera que no acierte a explicarse. U. t. c. prnl.

Inevitable, me viene a la memoria una de las frases favoritas de Carlos: «Estoy perfectamente instalado en la confusión». Le gustaba citarla cuando de amores andábamos de estreno. Ese estado confuso al que te lleva el enamoramiento: una mezcla de alegría, miedo y pocas certezas.

Aunque Antón subtitula el tema como un asunto de comunicación e incomunicación humana, lo cierto es que en bab-ilu se puede vivir felizmente, mientras no se nos ocurra aclarar la situación. Cosa, por cierto, bastante habitual en los seres humanos.

Como muestra de los estados babelicos, me permito incluir unos de mis Cuentos chinos (Trama editorial), así como proponer a Luz Casal como una buena muestra del estado confuso en que se puede decidir permanecer porque así nos resulta más agradable vivir.

Gal y Matías

–         Matías, quiero hablar contigo…

–         Mira, Gal,  mejor no… ¿Sabes?… Yo sé que tú sabes que yo sé lo que tú quieres que yo sepa… Y yo prefiero no saber lo que tú sabes que yo sé… Mejor lo dejamos pasar… ¿Vale?

º

Tema:  No me importa nada

Intérprete: Luz Casal

º

º

Anuncios

6 comentarios en “Babel (El club de las canciones)

  1. Tal vez la vida sea confusa y todos estemos permanentemente en ese estado de confusión, que es el estado natural de todos. El cuento de Gal y Matías, una delicia. Gracias.
    De la canción, ni te cuento.

    AG

  2. Bueno, tanto la comunicación como la incomunicación son actos que fácilmente llevan a la confusión, ante la imposibilidad de transmitir los pensamientos tal cual son y ante la imposibilidad de compreder el pensamiento del otro.
    Y muchísimo más si hablamos de amores.

    Un bexxxxo, guapa

  3. Cuantas situaciones equívocas se dan en los temas del amor, mon dieu!!!
    Me encanta la facilidad que tenéis los escritores en moldear temas y situaciones y llevarlos a vuestro terreno. Empezar en Babel y acabar en el amor siguiendo un razonamiento lúcido y adornarlo para rematar con una canción de Luz… enhorabuena!!
    Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s