Busca y captura

º

º

a Óscar Berdugo, autor de la primera frase.

º

― Un zulo empapelado con su nombre…

― ¡¿Un qué?! ― preguntó, desconcertada, la inspectora jefa.

― Pues eso, señora: dos metros cuadrados empapelados de…

― ¿Y las armas, los explosivos, la propaganda subversiva…? ― le interrumpió.

― Señora, de eso no hay ningún rastro ― contestó, decepcionado, el subinspector.

― Nos hemos equivocado de cabo a rabo, jefa. La pista, en este caso, ha sido falsa: de terroristas ni el aroma. En mi opinión, esto tan sólo es obra de un psicópata enamorado ― intervino la novata.

― Así que con mi nombre… ― murmuró, mientras olisqueaba el ambiente.

Por la madrugada, antes de entrar a casa, desenfundó su arma. Sin encender la luz, se aseguró de que las ventanas estuvieran bien cerradas y aseguró las puertas. Subió hasta su habitación, se desnudó. De un salto bien calculado, cayó sobre el sujeto que parecía camuflarse entre las sabanas. Apuntándole a la cabeza con su treinta y ocho reglamentaria, le advirtió:

― ¡No te muevas, aprendiz de terrorista!… Ahora, me vas empapelar el cuerpo con la misma diligencia con que hiciste tu agujero…

º

º

Anuncios

2 comentarios en “Busca y captura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s