Regalos de navidad

º

º

Un día como hoy, hace cinco años, Malena pasó tres tardes buscando el regalo perfecto para Francisco.

Habían acordado, unos días antes, celebrar juntos la nochebuena. Ilusionados, al despedirse, quedaron en no buscarse hasta la hora en que él llamaría a su puerta, cargado de sorpresas, cual papá Noel.

Sería la primera vez que celebrarían juntos una fecha tan especial. De hecho, sería la primera vez en todo: cenar juntos, dormir juntos, despertar juntos…  Malena deseaba con todas sus fuerzas sorprenderlo y, con ello, demostrarle que su amor por él era posible.

Echó un vistazo a los libros: un regalo interesante, pero nada original. Miró en la sección de discos, pero seguro que él los tendría todos, que para eso trabajaba en la radio. Pensó en un jersey o una corbata: aún no le conocía lo suficiente como para estar segura de acertar. ¿Un perfume? ¿Una cartera?

¡Qué difícil resultaba hacerle un regalo a un hombre que apenas conoces, pero que te hace sentir como si lo conocieras de toda la vida!, pensó.

El tiempo pasaba. Las tiendas estaban a punto de cerrar y no conseguía dar con lo que no sabía qué buscaba. ¿Una botella de champagne, como preámbulo a la noche que planeaba pasar con él? Demasiado directo, concluyó.

Se fue a la sección de juguetes. Alguna vez había escuchado que a los hombres les hacía gracia recibir regalos que les recordaran su infancia, pero todo le pareció demasiado infantil. La sección de herramientas: ¡No! Sí a mí me regalase una plancha, lo mataría, murmuró. Salió del gran almacén con las manos vacías. Miró el reloj: aún quedaban quince minutos.

Entró en el Vip´s y escogió una tarjeta gigante de felicitación. Sobre los divertidos dibujos que la ilustraban, tiernamente escribió:

«Para mi mejor sorpresa de este año: Vale por una vida llena de felicidad»…

¡Feliz navidad, amor mío!

Francisco no se presentó a la cena. Tampoco llamó. Ni siquiera respondió a las llamadas de enfado, ni a las de tristeza. Simplemente, desapareció.

Un mes después, cuando aún Malena seguía deambulando con el desconcierto  causado por aquella noche fatal, recibió por correo una tarjeta gigante de felicitación. Con tinta azul, escrito sobre unos dibujos que le parecieron penosamente absurdos, pudo leer:

Extrañadísima Male:

Te deseo que este nuevo año de tu vida sea tan increíble como el que yo acabo de empezar. Me casé hace un mes, justo el día de navidad. Fue una locura de último momento, pero ha sido el mejor regalo que he recibido en toda mi vida.

Ojalá y pronto, aparezca alguien que te sorprenda tanto como a mí.

Un beso y feliz cumpleaños,

Francisco.

º

º

Anuncios

4 comentarios en “Regalos de navidad

  1. Tanta hijoputez me subyuga y no se si me sorprende. O quizás lo que me indica el cuento es que hay optimistas de cojones que pululan por ahí. Lo que pueda decir, al mes de casado, vale tanto como un pastel en la puerta de un colegio. El amor eterno sobrevenido en un día, me parece tan etéreo como el humo de un cigarrillo.

  2. Rafael

    Este relato está muy bien. Lo lees hasta el final intrigado, cuando lo acabas de da una pena terrible (¡pobre Malena!) y, a la vez, te das cuenta de que en diez líneas has leído un retrato perfecto, redondo de un arquetipo, de un personaje universal que todavía no estaba descrito: aquél ser miserable que hace gala de un egoismo sin límites, un desprecio total por los sentimientos de los demás, una falta total de empatía y, a la vez, tan tonto como para, encima querer quedar bien, en definitiva, un hijocabrogilipollas perfecto.
    Besos.

  3. Voy a romper una lanza por Francisco, una mujer le ofreció lo que él necesitaba o quería en ese momento y aceptó. Quizás se equivocó, no fueron maneras desde luego, pero cuando el tren pasa no debemos dejarlo pasar.

    Me ha encantado tu relato, besitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s