Trampantojo

º

º

A mi lorito…
º

La ventaja de que fueras tan alto es que siempre me fue fácil distinguirte entre las ideas de los demás.

Me (re)busco en tus ojos y te suplico un abrazo protector. Estoy dentro de un vagón del metro del Distrito Federal, dirección sur de la Ciudad de México.

Apenas es la una de la tarde, no es hora punta, pero estoy enmarañada entre decenas de brazos, piernas, bolsas, olores y prisas ajenas. Mi única posibilidad es asomar la nariz hacia el cielo del infierno. Ahí te dibujo. Respiro hondo. Como puedo, me sujeto a tu memento para no zozobrar en este agónico espacio reservado al uso exclusivo de las mujeres.

Le llaman “metro seguro”…

º

º

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s