Macas

º

º

 

Está tarde he estado tratando de recordar cuántas veces me he mudado de casa, por no hablar de país, a lo largo de mi vida. Todas las ocasiones han sido a casas vacías (me gusta tener mis propios muebles), no obstante, siempre, olvidados en un rincón, me he encontrado con un cubo y una fregona.

 

Alguna vez, me han entregado el nuevo domicilio limpio y listo para el cambio. Otras, he tenido que pedir ayuda para poder eliminar los restos del anterior inquilino.  Hoy,  la casa número siete no me ha fallado:  he descubierto una fregona de palo verde y un cubo azul.

 

¿Será qué no queremos arrastrar a ese prometedor y nuevo espacio a conquistar,  las macas que deseamos dejar atrás?

º

º

Anuncios

5 comentarios en “Macas

  1. Seguro que en esa casa nueva, además de cubo y fregona, hay miles de fantasmas, de besos perdidos, de caricias gastadas y pasiones apagadas.
    No limpies tanta grandeza. Si acaso, un leve barrido, algo de agua fresca y abrir las ventanas a la alegría, que es preimavera (aunque sea en el dichoso cono Sur).

  2. antonio

    Mi última mudanza, cosas que dejaron los antiguos moradores:
    Una colección de sellos, lámparas viejas, escaleras inservibles, un manual de lucha coreana…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s