Réquiem

º
º

º
«Si al verte no salto
no es por la alegría,
es por la muerte de células
en mi cuerpo, por lo mermadas
que mis fuerzas quedan…»
(Carlos Álvarez-Ude)

º

Sentado a la sombra del viejo árbol, el poeta ―matamusas en mano― espanta los versos que le hostigan con su porfiado aleteo.  Apenas le queda ánimo para metáforas que no le inflamen ni razones para transfigurar un cuerpo que ya no existe.

Hace tiempo que ha muerto, pero nadie se atreve a decirlo. Ni siquiera él.

º

º

Anuncios

4 comentarios en “Réquiem

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s