Cruce de caminos

Laura avanzaba por la calle que subía a la Puerta del Triunfo.

Bernardo, con paso firme, cruzaba la plaza Desengaño.

María enfilaba hacia la iglesia, primera a la derecha.

Enrique, deseoso de conocer mundo, no fue capaz de abrir la puerta.

Julia descubrió un atajo. Nunca más se la volvió a ver…

_

Anuncios

2 comentarios en “Cruce de caminos

  1. Hay una frase en la boca, un sin miedo en la boca. Hay una escalera. Hay una lámpara cuya luz llena el espacio vacío y un espacio que se traga una palabra fuera de sí. Una distancia en la que nos instalamos. Tal vez ese nunca, esa nube detrás de la piedra, un giro repentino en el camino, tan perfecto y oportuno. Entonces uno olvida de lo que hablaba: violines, humo, líneas y puntos. La libertad de escribir y llegar a ser lo que perdemos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s