Valium

¡No es alergia, es amor!  A punto estuvo de escupir la verdad.

Conmovida por la aflicción del pobre médico que, abatido,  le comunicó lo que ya sabía: había sido imposible descubrir el alérgeno que la afectaba. Por desgracia, tendría que pasar el resto de su vida pendiente de los fármacos.

Pero Julia estaba obligada a callar. De haber descubierto su secreto, la esperada receta semanal, que incluía antihistamínicos para combatir lo síntomas  y valium, para conjurar por las noches, el desasosiego que le producía su maldita enfermedad, le sería retirada.

Y ella necesitaba ―como un sediento al agua― cada una de esas pastillas, para poder mantener anestesiadas  las molestias provocadas por su ausencia…

_

Anuncios

4 comentarios en “Valium

  1. Creo que te gustara saber que, despues de la portada, el post mas visto en mi blog es el que os dedique a Carlos y a ti, con el tercero a buena distancia.

    Nota: No se que me pasa en los blogs de WordPress que no puedo poner tildes. En el de Celia lo mismo.

    Un bexxo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s