Ajuste de cuentas (X)

Aquí estoy, en Llanes, con tu ausencia. Me ha dado por imaginar que en cada ola que se acerca a mojarme los pies, viene tu abrazo a secar la rabia. Es esta tristura que sigue sin querer entender, que ya no hay más tú y yo.

Te hemos dejado donde querías: en el punto exacto. El sitio del que tanto me hablabas y en el que me tejiste más de cuatro sueños. Aquí te quedas. Un denso polvo gris, volando contra el viento, luchando por diluirse en tu mar, extrañamente detenido, por un instante.

Luego, lluvia. (Aunque hay quién asegura qué eran lágrimas).

Bastó un momento para que tu urna quedara vacía. ¿Cuánto tiempo hará falta para vaciar este lamentable, y lamentoso, corazón?

Aquí se acaba nuestro ajuste de cuentas. A partir de ahora, la vida, mi vida, se tiene que re-escribir. No tengo respuestas aún para el ¿cómo?, ¿dónde?, ¿qué? … Supongo que será  el tiempo el que me ayude entender el sentido de tanto absurdo.

Mañana vuelvo a casa. Por favor, no me sigas…

Pd.- Me quedo tus versos.

Anuncios

5 comentarios en “Ajuste de cuentas (X)

  1. len

    Alita, qué ganas de abrazarte! una suerte de ensalada de emociones y recuerdos se asoma en el telcado; te admiro, te quiero, te sonrío, te abrazo. Me dueles al paso que me sorprendes; me maravilla tu corazón y tu sonrisa que viene asomándose por la ladera. Te acompaño, casi tan de cerquita como lo estará siempre Carlos de tí.

  2. El no te sigue, estará contigo hasta que decidas echarlo fuera de tí. Pero no temas, será como un angel de la guarda que velará por tí, y sabrá alejarse cuando sea conveniente. No lo dudes, el amor lo puede todo, porque una vez muerto, ya no puede morir. Besos

  3. Es lo que cada ola hace por ti, cada ola es un pie mojado, seco de furia va y viene a la imaginación, hacia los todavía de un abrazo…y no entiende tu dolor.
    Está en lo que deseas: el lugar adecuado para recordarte. Habla de ti, como un sueño. Tú te quedas aquí, intentando algo excepcional, pronto la lluvia se confundirá entre nubes y lágrimas. Qué infeliz es el vacío, que necesita, las desgracias del corazón. Qué infeliz su camino.
    Pero nuestras ilusiones se conciben aquí y a partir de ahora, la vida, tu vida, se puede rehacer. Y tendrás tiempo para ti, para entender los absurdos lugares que parecen ser útiles. Para ir y venir, libre como las olas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s