Los tratos malos

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

 

            Cuando alguien le pregunta sobre el padre de sus hijos,  lo primero que recuerda es la sensación de ardor en las mejillas. Lo sintió el día que lo vio en la plaza, tan lejano. El rubor le maquilló la cara cuando él la miró por primera vez. Esa misma noche, él le propuso un trato: ella aceptaba pasear cada día y él se comprometía a quererla toda la vida.

            Despertó con un fuerte ardor en el estómago —«Son los nervios» le consoló su madre—,  el día que firmaron aquel papel  con el que él cumplía su promesa: una vida juntos, en las buenas y en las malas.

            Un doloroso ardor mezclado con lágrimas y sangre fue lo que sintió cuando le sorprendió con la primera bofetada. Desde entonces, el trato tácito fue que, él le pedía perdón y ella se callaba.

            Diez años después, no hubo tiempo para más tratos:  mientras una ambulancia la llevaba al hospital, a él le obligaban a dejar la casa.

            Pero a ella, le sigue ardiendo el miedo.

Anuncios

3 comentarios en “Los tratos malos

  1. Betsy Z Zav

    Es sumamente doloroso la violencia familiar, ya sea del hombre a la mujer o viceversa, o, contra los hijos, las heridas fisicas y más las del alma, tardan a veces años en sanar o toda una vida. Dependiendo del tiempo que se lleva en perdonar. Es necesario hacerlo para poder liberarse, ya que el rencor, el odio, la amargura destrozan el alma y la salud, impidiendo el disfrutar la vida plenamente. El perdó nos hace mas fuertes y poco a poco los miedos y el dolor se irán, es un proceso. El perdón no es para beneficiar al agresor, ni para seguir con esas personas, es para liberarse uno y restaurarse más rápido, y sea sana la fsamilia, yá que todos han sído dañados. Lo dice alguien que vivió la violencia con sus padres a diario, abusos, y despúes en matrimonio. Violencia física brutal, verbal, sicológica, de todo. Y gracias a Dios estoy libre de todo eso. Maravilloso!! Soy una persona saludable en todos los sentidos. Libre totalmente. Soy mexicana también, y es un placer comentar esto en tu blog, compartir mis vivencias yá que pasé por esto y estoy recuperada, ojalá lo pudieran ver algunas personas que lo estan viviendo aún. Mucho gusto Alejandra, es un gusto conocerte aunque sea por este medio. Cuenta con una amiga. Un abrazo enorme. Besos.

  2. Betsy Z Zav

    Tu nota la publicó Juan, un amigo muy querído. El enlace me trajo aquí. Por él te conocí, gracias a su publicación. Gracias por responderme y darme tu amistad, ten la seguridad que la aprecio. Dios te bendiga siempre. Un abrazo enorme con cariño, Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s